El debut de Alex Casanova, un gallego de 24 años que pasó de, como Julio Iglesias, ser una joven promesa del fútbol regional a uno de los compositores jóvenes con mayor talento y menos prejuicios de la escena alternativa, pasa del hedonismo ochentero al trash pop sintético y nuevaolero, sin sonrojarse al autodeclararse el heredero 2.0 del legado y el imaginario sonoro y estético de un tótem como Tino Casal. Las filias de Alex Casanova viajan desde las españoladas trash pop de los años 80 como Objetivo Birmania y Loco Mía, a la nueva escena synth-popera tanto chilena (Javiera Mena, Teleradio Donoso) como occidental (Lo-Fi Fnk, Glass Candy, YACHT), las referencias a clásicos de la purpurina y el desfile de maniquíes como Culture Club, Bananarama o los Pet Shop Boys, las producciones de Julián Ruiz, el footwork, el disco-dance, los trópicos modernícolas o la apología de las producciones más descartables pero con mayor identidad de productos de usar-y-tirar de la década de los 90 como los Vengaboys o los recopilatorios Blanco & Negro Mix.
Bandcamp
Soundcloud

joe crepusculo